Páginas

martes, 16 de febrero de 2016

AHORA TODOS HABLA DE "THE 100"

Eliza Taylor está acostumbrado al barro o la sangre. O ambos. Sucio y desaliñado es prácticamente el uniforme de la actriz de 26 años de edad: Como Clarke Griffin, la heroína de la historia de suspenso post apocalíptico de The CW, Taylor pasa horas corriendo por el bosque cazando y siendo cazada. Así que cuando la producción - ahora en su tercera temporada - abandonó la selva de los alrededores de Vancouver y  se aventuran por primera vez en las calles de la ciudad, la actriz estaba lista para algo un poco más civilizado.

 "Dentro de unos 10 minutos, un fan nos vio. Y luego, de repente, había 30 de ellos, y luego 60 de ellos, tenían letreros y gritaban y lloraban ", recuerda Taylor. "Lo curioso es, pensamos que esto sucedería. Hacia el final de la temporada 2, calculamos que se podía conseguir una gran cantidad de nuevos fans, y estábamos en lo cierto! Sólo tomó un tiempo para que la gente dejara de lado lo que pensaban que el programa era,  otro drama del fin del mundo para adolescentes.”

 Cuando The 100, la trilogía de libros de  Kass Morgan  llegó en marzo de 2014, debutó durante la cresta de la ola distópica. Divergente llegaba a los cines la misma semana. Dos  películas de los Juegos del Hambre  ya habían sido coronadas éxitos de taquilla. Así los críticos descartaron  la premisa - 100 adolescentes delincuentes se despegó expulsados de una  nave espacial (conocido como el Arca) como los corderos de sacrificio para poner a prueba si la Tierra – destruido en una guerra nuclear-  es habitable de nuevo. Incluso el productor ejecutivo Jason Rothenberg admite las primeras horas fallidas. "Francamente, nuestros peores episodios son el piloto y el episodio 2," él dice. "Siento que, si no fuera por esos dos episodios, nuestra audiencia hubiera sido mucho más grande."

Pero el showrunner por primera vez trazó un nuevo rumbo después de recibir una nota del presidente de la cadena de Mark Pedowitz. "Me dijo: 'No haga lo que las personas perciben como un espectáculo de tipo CW'", recuerda Pedowitz. " 'Haga la versión que desea hacer - la versión más oscuro. " Y eso es lo que hizo Rothenberg. En el quinto episodio, mató a cientos de personajes - y luego  torció el cuchillo al revelar que habían sido sacrificados para nada. "Mark llamó y dijo; 'episodio increíble! Usted puede ser más oscuros ' ", dice Rothenberg, riendo. "Le dije: 'Mark! ¿Cuánto más oscuro se puede ser? ' "



Una porción entera más oscura, resulta. Rothenberg transformó The 100 en un drama de guerra, lleno de dilemas morales. La temporada 1 vio el suicidio de una niña de 12 años de edad; la temporada 2 añade un médico recolectando médula ósea de inocentes. Y la nueva amenaza de la temporada 3 es una inteligencia artificial llamado Alie (Erica Cerra), cuya oferta para salvar el mundo atrae a algunos y aterroriza a los demás. "Nos gustaría establecer opciones imposibles para nuestros personajes", dice Rothenberg. "¿Hasta dónde pueden llegar para salvar a su pueblo y aún así ser héroes?"

Cuando los espectadores comenzaron a ponerse al día con la nueva trayectoria (temporada 2 llego a Netflix en octubre pasado, meses antes del estreno de la temporada de 3), la popularidad del programa se dispararo. De acuerdo con Twitter, el estreno de la temporada 3 el 21 de enero acumuló aproximadamente 10 veces más tuits que el estreno de la serie y vio #The100 como tendencia mundial. Los críticos empezaron a prestar atención - y darle respeto - lo que a atraído aún más a los espectadores. "Todos los días veo decenas de tweets diciendo: Me vi todo el asunto en un fin de semana '", dice Rothenberg. "El efecto Netflix ha sido increíblemente importante." Todo era parte del plan. "Nos pareció que la serie necesitaba un inicio de mitad de temporada para permitir los atracones," dice Pedowitz. "Esa estrategia ha demostrado ser la correcta."

Los aficionados no sólo están animando los giros oscuros del drama; también están alabando la forma en que está llevando el tema de  un elenco diverso y abiertamente bisexual. El romance de Clarke con Lexa, líder de los Grounders, genera ferviente hashtagging (el grito de guerra: #Clexa ) en particular. "Si podemos tomar algo bueno del apocalipsis, es que vivimos en un mundo donde el género y la sexualidad y la raza no es un problema", dice Taylor. "Ahí está el mayor problema de la supervivencia."

¿El único "problema" con la reciente popularidad de la serie?,  Mantenerse al día con toda la atención. Bob Morley, que interpreta a Bellamy, ha renunciado a leer  todo lo que genera - "Es más fácil para mí sólo céntrame en el trabajo", explica - pero Taylor hace un seguimiento de su presencia en línea. "En seis meses [el recuento de mis seguidores] había subido alrededor de 50.000. Eso fue una locura! ", Dice. "Me ha hecho más cuidadosa. Usted tiene que censurarse a sí misma”. Lo bueno es que el caos de medios de comunicación social no existe en la Tierra postapocalíptica.

Traducido por The 100 Fans


3 comentarios:

  1. Me encanta el dúo #clexa..genera mucha duda moral por sus tan controverciales principios y valores con los que llevan adelante su liderazgo. Una dualidad mente-sentimientos peligrosa pero a la vez, el complemento perfecto si sus objetivos se unifican. Son la fuerza y su propia debilidad. Las amo!!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta el dúo #clexa..genera mucha duda moral por sus tan controverciales principios y valores con los que llevan adelante su liderazgo. Una dualidad mente-sentimientos peligrosa pero a la vez, el complemento perfecto si sus objetivos se unifican. Son la fuerza y su propia debilidad. Las amo!!!

    ResponderEliminar